Los dispositivos inalámbricos -teléfonos móviles, ordenadores portátiles y tabletas- se han vuelto tan omnipresentes que sería difícil imaginarse la vida sin ellos. Si bien es cierto que estos aparatos han revolucionado la manera de comunicarnos, también crean campos electromagnéticos –radiaciones no ionizantes- que, cuando se emiten en niveles suficientes, pueden calentar los tejidos biológicos, según se desprende de varios estudios y reconoce la propia Unión Europea (UE). Diversos especialistas y algunas asociaciones ciudadanas han empezado a exigir más precaución con el uso del wi-fi y las nuevas tecnologías, especialmente en espacios públicos, como escuelas y hospitales.

El wifi que es parte clave de la conectividad en nuestros días también podría ser un factor que afecte a la salud de los seres humanos, según Martín Pall, profesor de Bioquímica y Ciencias Médicas básicas en la Universidad de Washington. De acuerdo con el estudio publicado en el sitio Global Research, los campos electromagnéticos emitidos por los aparatos inalámbricos pueden ser dañino para los seres humanos al causar el debilitamiento del sistema inmunológico y generar enfermedades como la fibromialgia (que causa dolores musculares y fatiga), estrés posttraumático e incluso en unos casos la muerte repentina por afecciones al corazón. En una conferencia que dio en Noruega, el experto refirió que los más propensos son los menores de edad y las mujeres embarazadas e incluso medios como ABC.es mencionan que investigaciones ya habían relacionado estas microondas con el nacimiento por estrés. Sus resultados explican que las microondas dañan los seres humanos a niveles muy por debajo de los límites actuales de radiación, a través de mecanismos a nivel celular. "Creo que este va a ser uno de los principales problemas en los próximos años. La mayoría de las personas no son conscientes de ello. Las personas que lo saben en su mayoría conocen datos antiguos y hay un montón de nueva información en esto que es muy, muy importante", afirmó en su ponencia. Al final se alerta que se deberían tomar medidas para analizar esta tecnología tan común en dispositivos electrónicos porque puede ser una 'Bomba de tiempo del siglo 21'. 

La OMS considera que se deben ahondar las investigaciones en estos grupos de población. En estos momentos, se están llevando a cabo diversos estudios que investigan los posibles efectos sobre la salud de niños y adolescentes.

El resultado de investigaciones como esta ha llevado a la Agencia Internacional para la Investigación sobre el Cáncer (IARC), integrada en la Organización Mundial de la Salud (OMS), a clasificar la radiofrecuencia EMF (RF) asociada al uso de teléfonos móviles como posible carcinógenopara los humanos (Grupo 2B). Las incógnitas que existen en torno a los efectos sobre el cuerpo humano que puede tener una exposición prolongada a dispositivos inalámbricos motiva a los expertos a recomendar tomar algunas medidas de precaución, que se detallan a continuación:

- Alejar el teléfono de la cabeza, hablar con el manos libres o mandar mensajes de texto contribuye a minimizar la exposición a las radiaciones.

- Colocar el punto de acceso wi-fi por lo menos a un metro de lugares donde las personas suelen permanecer por más tiempo, como camas, mesas, sofás o zonas de juegos.

- La transferencia de grandes archivos de datos o streaming multimedia sólo debe realizarse cuando la conexión establecida entre el dispositivo portátil y el punto de acceso en una habitación es de buena calidad para evitar retransmisiones, que conducen a los ciclos de trabajo más altos y las exposiciones más altas.

- Es aconsejable que los consumidores adopten el uso de equipos terminales que implementan protocolos de telecomunicaciones con control de potencia. Cuando estos están disponibles, por ejemplo, ECO DECT en lugar de DECT.

- En los lugares donde se usa una conexión Wi-Fi con frecuencia la cobertura debe ser lo suficientemente buena.

- Los puntos de acceso deben estar apagados cuando no estén en uso, porque, incluso cuando no se utiliza la conexión wi-fi, el aparato envía señales de baliza sobre cada 102 metros.

- En espacios públicos es preferible instalar una sola red Wi-fi que de cobertura a todos los equipos o volver al antiguo sistema de internet por cable.

 

Fuentes:

 Este contenido ha sido publicado originalmente por Diario EL COMERCIO en la siguiente dirección:http://www.elcomercio.com/tendencias/wifi-salud-enfermedades-tecnologia-internet.html. Si está pensando en hacer uso del mismo, por favor, cite la fuente y haga un enlace hacia la nota original de donde usted ha tomado este contenido. ElComercio.com

http://www.lavanguardia.com/salud/20130814/54378532218/internet-wifi-moviles-perjudican-salud.html
http://www.20minutos.es/noticia/2216158/0/wifi/leyendas-urbanas/perjudica-salud/